Del 3 de octubre de 2015 al 29 de mayo de 2016

 

PATRIMONIO OCULTO

La exposición nos acerca a las pequeñas y valiosas piezas que forman parte del patrimonio cultural y que están en manos de particulares y coleccionistas.

Estamos acostumbrados a pensar en el patrimonio cultural como una serie de obras de gran envergadura conocidas por todo el mundo que dan carácter a un momento histórico determinado, pero el patrimonio cultural es mucho más que eso, está compuesto por infinidad de pequeñas piezas que formaban parte de la vida cotidiana de las personas y los grupos sociales y muchas de ellas están custodiadas por familias que han sabido reconocer su valor.

La exposición está formada por estas piezas de coleccionistas que no son fácilmente accesibles al público en general. Su título, Patrimonio oculto, hace referencia a esta característica, es por eso que es una exposición singular que difícilmente se podrá ver otra vez.

Las piezas son obras pictóricas y escultóricas inéditas y podremos descubrir desde una talla románica, hasta un cuadro de Joan Miró.

El comisario encargado de la exposición es Jordi Alcazar, ha contado con la colaboración de Juan Puigdefàbrega y de la Casa museo

 

 

 

 

Del 27 de marzo al 20 de septiembre de 2015

 

Los escultores de Lluís Domènech i Montaner,
Arnau, Gargallo y Masana

La escultura aplicada a la arquitectura fue una de las artes que más brilló en el modernismo. En ella trabajaron desde escultores de la importancia de Eusebi Arnau a talleres que, de forma anónima, esculpían los detalles decorativos de los edificios modernistas.

Cuando un escultor hace este tipo de obra, su creatividad está al servicio de la idea del arquitecto o del creador de la decoración. Son los encargados de hacer un modelo en yeso, para que este prototipo sea la referencia para trasladar la pieza a la piedra o mármol como material definitivo, tarea realizada por escultores especializados.

Eusebi Arnau fue el escultor preferido de Lluís Domènech i Montaner. En Canet, Diego Masana es una presencia fundamental. Pero no fueron los únicos, también un joven Pau Gargallo, y otros, fueron los intermediarios entre la idea primigenia de Montaner y la piedra.

Pero estos yesos tienen un doble valor, porque fueron conservados por Montaner y, seguramente, Ricard de Capmany; conscientes de la valía de unas obras donde todavía era patente la mano de los escultores.

Unas piezas que, acompañadas de una selección de escultura modernista, nos presentan un panorama de lo que fue la estatuaria en la Barcelona de 1900.

Vicente de la Fuente

 

 

Del 25 de octubre de 2014 al 8 de marzo de 2015

De casa forta a castell

Lluís Domènech i Montaner
i el Castell de Santa Florentina

El Castillo de Santa Florentina representa un capítulo de extraordinario interés en la obra de Lluís Domènech i Montaner. Tal como hoy lo vemos, el Castillo reúne un conjunto de fragmentos de arquitectura procedentes de épocas y de lugares diversos. cuatro grandes capítulos estructuran la exposición: la arquitectura del Castillo. Las artes y los oficios. La familia Montaner. El Castillo y Canet de Mar.


La arquitectura del Castillo. Desde sus orígenes como masía y casa fuerte a su reforma, la arquitectura del Castillo de Santa Florentina se estudia en sí misma y se pone en relación con sus referentes internacionales.


Las artes y los oficios. Tal y como la entendía Lluís Domènech, la arquitectura cobijaba las otras artes y los oficios y constituía una Obra de Arte Total. El papel de los artistas y los artesanos era, pues, clave para la materialización de esta idea.


La familia Montaner
. El Castillo de Santa Florentina nace para satisfacer las aspiraciones aristocráticas de Ramon Montaner y Vila. Él, como otros jefes de familia de la alta burguesía, quiso construirse un pasado y la arquitectura fue el medio para materializarlo.


El Castillo y Canet de Mar. La inauguración del nuevo - viejo Castillo con la presencia del rey Alfonso XIII fue la puesta en escena que representaba el logro de ese deseo. Un hito clave de la larga relación del Castillo de Santa Florentina con Canet de Mar.


Enric Granell y Antoni Ramon

 

 

 

 

 

 

Del 17 de mayo al 14 de septiembre de 2014

 

Manuel Paratje, retratista.

Pioner de la fotografia professional a Canet

 

Manuel Paratje fue el pionero de la fotografía profesional en Canet, donde estableció el primer taller fotográfico en los años 20 del siglo pasado. Durante casi 30 años, fueron muchas las familias que pasaron por su estudio para inmortalizar momentos relevantes de su vida. Y así mismo, paraje también fotografió acontecimientos singulares de la vida social canetense: actividades culturales y deportivas, fiestas y tradiciones.


Ir al estudio fotográfico para hacerse un retrato era todo un ritual. Un evento a la altura de bautizos y comuniones, que respondía a un sentido profundo de perpetuidad y de recuerdo. Y Paratje hizo del retrato un arte, que fascinó a sus conciudadanos.


En la exposición os presentamos algunas de sus imágenes, la mayoría cedidas por los propios protagonistas y familiares, que nos muestran la historia de la actividad fotográfica de Paratje y de rebote la de la vida social de Canet.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

p

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Del 12 de septiembre de 2013 al 25 de abril de 2014

EMPREMTES (HUELLAS), LLUÍS DOMÈNECH I MONTANER EN CANET DE MAR

Del 12 de septiembre de 2013 al 21 de abril de 2014.

La polifacética actividad de Lluís Domènech i Montaner se desarrolló en muy diversos lugares. En Madrid, donde estudió arquitectura y después fue diputado. En Comillas, Reus o Palma de Mallorca donde construyó edificios importantes. En Barcelona, ​​donde tenía abierto su despacho profesional, donde hacía de director de la Escuela de Arquitectura, y donde su actividad política fue más frenética. Pero dentro de esta geografía ocupa un lugar especial Canet de Mar. En la villa del Maresme podemos encontrar también una obra arquitectónica notable, pero, sobre todo, la masía Rocosa, un lugar tranquilo, alejado de la efervescencia cultural y política de la Barcelona contemporánea, donde Don Luis pudo desarrollar las primeras ideas, a menudo las más importantes que se toman en la soledad creadora.

Desde 1875, sólo uno después titularse, y hasta su muerte en 1923, Lluís Domènech trabajó íntimamente a la masía Rocosa de Canet de Mar, la casa familiar de su esposa María Roura. Lejos de la ciudad gestó sus proyectos tan arquitectónicos como políticos, así como sus publicaciones como arqueólogo e historiador.

La exposición comienza reconstruyendo la historia de Can Rocosa desde sus orígenes hasta la actualidad. Una historia que allá por el año 1918 nos conducirá a la casa Domènech, proyectada por el arquitecto como ampliación de la casa familiar.  Las vicisitudes varias por las que pasan estos edificios hasta que se convierten en el espacio expositivo actual constituyen los siguientes capítulos de la narración.

El azar histórico ha hecho que la masía Rocosa se fuera poblando de unos preciosos materiales originales. Piezas escultóricas y de cerámica, prototipos para las piezas definitivas que serían colocadas en los edificios del arquitecto, muebles, libros y, por encima de todos, varias cajas con placas fotográficas que atesora la Casa Museo. Con este conjunto documental, con fotografías y correspondencia familiar, con croquis de arquitectura (hechos en la fantástica mesa articulada que se conserva en la masía Rocosa), con apuntes y fichas de sus trabajos histórico arqueológicos y de sus viajes, se ha  tramando el exposición que recrea el trabajo realizado por Lluís Domènech i Montaner en Canet de Mar.

Dentro del conjunto de placas fotográficas que constituyen el fondo de la Casa Museo destacan las dedicadas a la reproducción de motivos florales, un material que afianza el papel de la fotografía en el trabajo creativo de Montaner, ya que estos estudios del natural son uno los temas principales del modernismo: la relación entre el arte y la naturaleza.

La exposición se cierra con un estudio detallado  -llevado a cabo por un equipo de la Universidad de Barcelona dirigido por la profesora María Teresa Sala- de estos motivos florales puestos en relación con sus modelos naturales. Estas "flores domenequianes" pertenecen todas, como se podrá comprobar en la exposición, a la flora de la comarca del Maresme.

ENRIC GRANELL, ANTONI RAMON. Profesores del Departamento de Composición Arquitectónica
de la Escuela de Arquitectura de Barcelona.

 

 

LLuís Domènech, plaques

 

 

Del 22 de junio al 18 de agosto de 2013

Josep Pla visto por Eugeni Forcano

Estas fotografías son el producto del pequeño recorrido que hicimos Pla, Forcano y yo con motivo de los setenta años. Hay, primero, las hechas en mi casa y después las del Mas Pla y la calle Nueva en Palafrugell, ante la casa donde nació Pla, y el Pedró de Pals, el lugar estimado entre los estimados. Vienen después las de la Escala. Fue un día aprovechado y era necesario que la conversación no se alargara, porque Forcano, a veces a escondidas, otros dando temerariamente la cara, se exponía a las iras de Pla para llegar al resultado positivo de las imágenes de este libro. Forcano, con su máquina, no paraba nunca de buscar un ángulo nuevo que dejara constancia del escritor y de su entorno. Pla rehuía todo lo que pudiera parecer un retrato de estudio y el valor de estas fotos tiene un gran peso documental y una calidad poco común. A medio camino de la composición estudiada y el reportaje ocasional, Eugeni Forcano ha sabido captar la enorme humanidad del personaje que tenía delante y le ha dado forma y vida perdurables. Desde ahora para referirnos al hombre Pla será necesario consultar estas fotos. La lucha entre el artista fotógrafo y el gran escritor ha terminado, pero nunca podré olvidar aquel día de marzo de 1967 en que tuvo lugar una gran victoria de la imagen.

Fragmento del texto "Triunfo de la imagen" de Josep Vergés, del libro Josep Pla visto por Eugeni Forcano

A la sombra seductora de Josep Pla

Eugeni Forcano es un fotógrafo inclasificable y en continua evolución. Independiente, solitario y con un arraigado sentido de la propia libertad. Resulta imposible encuadrarle  en tendencias, movimientos o grupos generacionales que suelen ser más o menos ficticios. Su profesión le ha permitido acercarse a las gentes y a las cosas, de manera objetiva pero también subjetivamente. Y en su madurez aún mira como un adolescente sorprendido cuanto le rodea.
Esas dosis de curiosidad y de emoción han hecho posible A la sombra seductora de Josep Pla. Cada día más adicto a la prosa de Pla, ve al mismo tiempo que lee, y esas imágenes que le sugieren ciertos temas trata de plasmarlas después con un lenguaje de simbolismos. No resulta fácil y el proceso es lento; es el tejer y  destejer de las ideas y de los elementos y requiere un gran poder de concentración. Pero Eugeni Forcano es capaz de aislarse aunque lo rodee una multitud.

Fragmento del texto "La fotografía como generadora de metáforas" de Roser Martínez Rochina, del libro A la sombra seductora de Josep Pla.

 

 

 

 

josep pla

 

VESTIGIOS DE MODERNISMO, ABRIMOS EL TELÓN

Sala jardín de la Casa Museo “Lluís Domènech i Montaner”


del 16 de febrero al 9 de junio de 2013

Abrimos el telón es una recreación de las artes escénicas mediante las obras del fondo de la Fundación Abelló, junto con algunas piezas procedentes del Instituto del
Teatro y del Museo de Cerdanyola. A partir de la evocación escrita por Joan Abelló a
la Hora del té, escogemos las escenas que aluden al teatro, la música y la danza,
síntesis del ideal del arte total del Modernismo.

Carles Pellicer y Joan Abelló entrelazaron sus vidas en la primavera de 1946. A través de las palabras del joven discípulo descubrimos el carácter de su mentor: "El culto a la amistad, a las cosas bellas y refinadas al que ha consagrado su larga vida ".

En 1961, Joan Abelló publicó la Hora del té, recordando los 3 años de la muerte de
Carles Pellicer. En esta exposición los recuerdos y las conversaciones a la hora de tomar el té nos guiarán a los espacios recreados del ocio de ambos artistas.

Abrimos el telón inaugura el proyecto de una tríada de exposiciones (Abrimos el telón,
Interioridades cotidianas, y Carles Pellicer, un "pompier" catalán), surge del
descubrimiento de los vestigios excepcionales que Juan Abelló i Prat (1922-2008) había ido atesorando a lo largo de una intensa trayectoria a pintar. Para él, el
coleccionismo de arte era una afición, mientras que la pintura era una vocación. Gran
parte de los objetos procedían del que fue su maestro, el pintor Carlos Pellicer y
Rouvière (1.865 a 1.959).

A través de las citas de la Hora del té, la exposición hace el viaje PARIS-BARCELONA-PARIS.

Carlos Pellicer nos introduce en la exposición presentándonos el interior de su casa
en el Paseo de Gracia, pasando por el Paris de la actriz Sara Bernhardt y volviendo a la Barcelona de los “Putxinel·lis dels 4 Gats”, amenizado con las obras teatrales y musicalesde Apel • les Mestres y Enric Granados.

La danza serpentina de Loïe Fuller y las mujeres mariposas quedan muy bien
representadas, donde teatro, danza y cine son los protagonistas del epílogo final de
la exposición.

 

 

 

  

 

Antoni Samarra

· 100 años después ·

13 de septiembre de 2012 - 5 de enero de 2013

    La exposición consta de 50 piezas originales de Antoni Samarra, de las cuales, 31 son oleos, 15 son dibujos y 4 esculturas. Conmemora la primera muestra de pintura que se hizo en Canet de Mar el 21 de abril de 1912 (hace 100 años) organizada por el Foment Catalanista, propietario del edificio construido por Lluís Domènech i Montaner, hoy en día Biblioteca Gual i Pujadas.

El artista trebajava como escultor en el Castillo de Santa Florentina y como pintor apuntaba, según la crítica, a un gran futuro. Desgraciadamente el artista se suicidó dos años mas tarde.

«Saber más.

«Consulti Wikipédia

 

 

 

 

 

 

 

Nel Boya-de Groot

· El Maresme més que mar ·

Enero-Abril 2012

     Esta pintora neerlandesa nos ofreció su particular visión de la comarca del Maresme a través de una mirada particular inspirada en la geografía del conjunto de cada uno de los treinta pueblos que conforman la comarca.

 

 

 

Pintura de Nel Boya-de Groot

Canet de Mar


Fotografia d'Eugeni Forcano

Sideral

 

Eugeni Forcano

· Eugeni Forcano, fotografies 1960 – 1996 ·

Septiembre 2011 -Enero 2012

     La Casa museu aprovechó la firma del acuerdo de cesión de la obra del fotógrafo Eugeni Forcano para exponer 140 fotografías de este autor que conforman diferentes etapas profesionales y artísticas de este autor canetense.

Más información en www.eugeniforcano.info

© 2012 Casa museu Lluís Domènech i Montaner. Todos los derechos reservados.
Xamfrà rieres Buscarons i Gavarra, Canet de Mar 08360. Tel (+34) 937 954 615.
canetmuseu@canetdemar.cat